Dimensión 33

La Pócima Mágica

Si
hubiera una pócima mágica para alcanzar la trascendencia espiritual en 5
minutos, yo no estaría aún en este plano compartiendo contigo y escribiendo
estas palabras para ti, muy seguramente yo ya la habría bebido completa y
estaría codo a codo con los Maestros Sananda y Sanat Kumara, así que lamento
decepcionarte si abriste este texto pensando que si encontrarías como preparar
la pócima mágica.

Yo no
te voy a mentir, yo no soy un Ángel 100% Luz, elegida por Dios para vino al
mundo exclusivamente para salvarte, lo siento, recuerdas lo que te platiqué de
la dualidad?  Pues entonces sabrás que
nadie lo es, y tu tampoco, somos seres humanos,  aprendiendo nuestras lecciones, aunque claro que muy seguramente los
talleres que imparto, las terapias y la información que comparto contigo es
parte de mi misión y por lo tanto de mi camino hacia la trascendencia de mi
alma, mientras tanto es un gusto coincidir en este tiempo y espacio, vamos a
disfrutar el viaje y a aprender de nuestra Luz, pero también de nuestra
oscuridad.

Esta nota es solo para agradecerte el ser y el estar y decirte que espero
aportar algo interesante a tu punto de vista sobre la espiritualidad, no te pido
que estés de acuerdo con todas mis palabras y temas de este Blog ya que se
trata únicamente de mis opiniones, de hecho esperaría que así fuera.

Te
recuerdo que tú y yo estamos hechos exactamente de lo mismo: Polvo de
Estrellas, y te pido que a partir de hoy comiences a confiar en tu propia
Magia.

Responsabilidad y Poder Interior

He
visto muchas personas hablar como si hubieran descubierto “el hilo negro de la
espiritualidad”, vendiendo conceptos que tienen siglos, solo repitiendo un poco
de esto que te escribí en estas páginas, temas que he leído en muchos libros y
que pertenecen a autores milenarios, y que ellos solo repiten como si fuera la
novedad para aprovecharse de la falta de conocimiento de la gente y te voy a
decir por qué caes en esas trampas de los falsos gurús, porque cedes tu poder
interior:

 

·        
Cuando NO tomas la
responsabilidad de ti mismo

·        
Cuando le cedes la
responsabilidad de tus asuntos a otras personas

·        
Cuando NO reconoces la fuerza
de tu poder interior

·        
Cuando esperas a que alguien
más te resuelva la vida

·        
Cuando esperas una solución
mágica que resuelva los problemas que tú mismo creaste, sin mover un dedo

·        
Cuando niegas que tú creaste
tus propios problemas

·        
Cuando evades la realidad a
través de sustancias, personas o hábitos destructivos

·        
Cuando consideras que todos
son malos en tu historia y tú eres la única persona buena y perfecta

·        
Cuando culpas a Dios o al
Universo porque no te gusta la realidad que tú mismo creaste

·        
Cuando NO confías en ti

·        
Cuando NO reconoces tus fortalezas
y tu propia magia

·        
Cuando NO te reconoces como
parte del todo


Podría
continuar con una lista interminable, mi único interés con estas líneas es que
comiences a andar tu camino del despertar de tu consciencia, que sepas que
nadie más lo hará por ti y que no sucede de un segundo a otro.

La
gente me pregunta ¿tú me vas a sanar… me aseguras que me vas a sanar? Y
honestamente respondo NO! Yo no sano a nadie, te apoyo a través de diferentes
técnicas energéticas que hacen la función de herramientas para apoyarte a
recordar quien eres, a activar tu propia energía y que a través de hacerte
consciente de tu propio poder y perfección, tengas la capacidad de sanarte a ti
mismo, si alguien te promete que te va a sanar: no le creas!

He
visto personas llegar a talleres, meditaciones y ceremonias con el objetivo de
“abrir su tercer ojo”, así lo dicen, en una sesión de 1 a 3 horas, sin haber
abierto un libro nunca, sin haberse cuestionado nada, solo así como si fueran a
comprar un tinte para teñir su cabello a la farmacia y decidieran que hoy es el
día en que serán rubios en 15 minutos, no se preocupan por comprender,
entender, aprender, tú crees que eso es consciencia? Y además los facilitadores
prometiendo que así será cuando bien saben que no funciona así.

También
me impactan, los pseudo-espirituales que les aseguran que así será con tal de
obtener el ingreso económico a cambio de su falsa promesa, he tenido alumnos
pseudo-terapeutas que lamentablemente no tienen una ética espiritual que nunca
se toman el tiempo de abrir el manual, mucho menos de leerlo y usualmente son
aquellos que a los 5 minutos de iniciar la clase ya me están preguntando cuanto
pueden cobrar con la técnica? Para empezar que técnica? Si no entendió nada de
la clase y así tiene la poca ética de cobrar por mal practicar con las
personas. No les importa la consciencia, ni la gente, solo salir de sus
carencias, pero de la carencia mental no se sale nunca sin consciencia y mucho
menos sin amor y respeto a tu prójimo, porque es el reflejo del amor y respeto
hacia ti mismo: “Unidad”; espero que no sea tu caso y que si te dedicas a dar
terapias, a ofrecer cualquier tipo de servicio, incluso si eres empleado,
siempre tengas presente los valores que te definen como ser humano.

Por
eso te invito a que estés consciente de que “todos es lo que parece ser, y nada
es lo que parece ser”, confía en ti antes de confiar en alguien más y recuerda siempre
cuestionar, es el mejor consejo que te puedo dar.

Teorías y Corrientes espirituales

Continúo
hablando un poco más de mí, y de que siguió en mi camino del despertar después
de leer del Samsara y todas esas religiones a los 17 años, resulta que a
inicios de los 2000, ya en mi época de Universidad, me daba el tiempo para
empezar a indagar en diferentes corrientes espirituales gnosticismo, los
Rosacruces, budismo e incluso Wicca en propia experiencia.

Ya en
esos años empezaban las computadoras, cambié la biblioteca a las redes, así que
era más fácil investigar, y así investigando llegué a varios foros de discusión
de mis temas de interés y localicé grupos, daban conferencias, sesiones de
grupo, meditaciones, y así fue como tomé clases con los gnósticos, sesiones de
meditación con los Rosacruces, estuve un año de aprendiz de Wicca, a los wiccas
los descubrí leyendo “Brida” de Paulo Cohelo, incluso visité brevemente las
misas de la Santa Muerte, en mi curiosas y afán de aprender, al día de hoy y
desde entonces asisto a las meditaciones Budistas, es la filosofía que más me
agrada, sin embargo, no soy parte de ninguna “administración religiosa o
culto”, me gusta aprender de todo y tomar solo lo que resuena conmigo.

Entro
sin problema a las ceremonias católicas, cristianas e incluso impartí clases de
Evangelio con los Mormones, he leído bastantes libros sobre religión incluyendo
la Biblia y porque no, “el Anticristo” de Friedrich Nietzche, el cual te
recomiendo ampliamente, ya que lejos de hablar de un anticristo hace un
análisis y crítica a cada una de las corrientes religiosas.

Y ya
entrando en el tema de este apartado, te he repetido a los largo de estas
páginas que todo se trata de teorías, de diferentes corrientes de pensamiento,
vamos a las estrictas definiciones:

Teoría: Conjunto de
reglas, principios y conocimientos acerca de una ciencia, una doctrina o una
actividad, prescindiendo de sus posibles
aplicaciones prácticas.

Prescindiendo
de sus posibles aplicaciones prácticas, quiere decir que no está demostrado.

Corriente de pensamiento: Es una agrupación que abarca diferentes pensadores, los
cuales comparten las mismas ideas, tendencias 
pensamientos,
algunas de estas cuestiones son compartidas por diferentes pensadores a lo
largo de la historia.

Corriente
espiritual por lo tanto se refiere a un conjunto de conocimientos, o creencias,
dado a que no están demostradas, en torno a una doctrina y que comparten un
grupo de personas con ideas y pensamientos similares, los cuales han
trascendido a lo largo de la historia, ¿qué tal?

 

 

Dado a
esto no hay una verdad absoluta que perseguir, no hay correcto, no hay erróneo,
no hay bueno, no hay malo, porque todo está en función del observador y de los
condicionamientos de su origen geográfico, cultural e ideológico, por lo tanto
no te compliques, aprende del tema que te interesa y te recuerdo solo guardar
para ti lo que resulte de tu interés, porque “todo es opuesto a lo que parece
ser y nada es opuesto a lo que parece ser”.

Te
invito a seguir tu propio camino de descubrimiento y despertar.